Inteligencia Emocional aplicada a la formación y desarrollo profesional.

RECURSOS SOBRE PSICOLOGÍA CLÍNICA
Página Principal
Añadir a favoritos
Creada el 21 de abril de 1998. Actualizada el 6-jun-10

Inteligencia Emocional aplicada a la formación y desarrollo profesional.

ÁREAS DE INTERVENCIÓN

Infantil

Adultos

GUÍAS Y ORIENTACIONES CLÍNICAS

Ansiedad

Depresión

Trastorno obsesivo

Fobias

Anorexia nerviosa

Bulimia

Personalidad

Dejar de fumar

Hipnosis clínica

Técnicas de relajación

 

Trastorno obsesivo-compulsivo

El manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales enmarca el trastorno obsesivo-compulsivo en los trastornos de ansiedad e incluye los siguientes tipos con los siguientes criterios.


Criterios para el diagnóstico de F42.8 Trastorno obsesivo-compulsivo (300.3)

A. Se cumple para las obsesiones y las compulsiones:

Las obsesiones se definen por 1, 2, 3 y 4:
1. pensamientos, impulsos o imágenes recurrentes y persistentes que se experimentan en algún momento del trastorno como intrusos e inapropiados, y causan ansiedad o malestar significativos
2. los pensamientos, impulsos o imágenes no se reducen a simples preocupaciones excesivas sobre problemas de la vida real
3. la persona intenta ignorar o suprimir estos pensamientos, impulsos o imágenes, o bien intenta neutralizarlos mediante otros pensamientos o actos
4. la persona reconoce que estos pensamientos, impulsos o imágenes obsesivos son el producto de su mente (y no vienen impuestos como en la inserción del pensamiento)
Las compulsiones se definen por 1 y 2:
1. comportamientos (p. ej., lavado de manos, puesta en orden de objetos, comprobaciones) o actos mentales (p. ej., rezar, contar o repetir palabras en silencio) de carácter repetitivo, que el individuo se ve obligado a realizar en respuesta a una obsesión o con arreglo a ciertas reglas que debe seguir estrictamente
2. el objetivo de estos comportamientos u operaciones mentales es la prevención o reducción del malestar o la prevención de algún acontecimiento o situación negativos; sin embargo, estos comportamientos u operaciones mentales o bien no están conectados de forma realista con aquello que pretenden neutralizar o prevenir o bien resultan claramente excesivos
B. En algún momento del curso del trastorno la persona ha reconocido que estas obsesiones o compulsiones resultan excesivas o irracionales.
Nota: Este punto no es aplicable en los niños.
C. Las obsesiones o compulsiones provocan un malestar clínico significativo, representan una pérdida de tiempo (suponen más de 1 hora al día) o interfieren marcadamente con la rutina diaria del individuo, sus relaciones laborales (o académicas) o su vida social.
D. Si hay otro trastorno, el contenido de las obsesiones o compulsiones no se limita a él (p. ej., preocupaciones por la comida en un trastorno alimentario, arranque de cabellos en la tricotilomanía, inquietud por la propia apariencia en el trastorno dismórfico corporal, preocupación por las drogas en un trastorno por consumo de sustancias, preocupación por estar padeciendo una grave enfermedad en la hipocondría, preocupación por las necesidades o fantasías sexuales en una parafilia o sentimientos repetitivos de culpabilidad en el trastorno depresivo mayor).
E. El trastorno no se debe a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej., drogas, fármacos) o de una enfermedad médica.
Especificar si:
Con poca conciencia de enfermedad: si, durante la mayor parte del tiempo del episodio actual, el individuo no reconoce que las obsesiones o compulsiones son excesivas o irracionales.

 


DSM IV y clasificación de trastornos mentales según CIE-10

Garantías de privacidad: La información aquí recogida está sujeta a la legislación sobre protección de datos .  Del mismo modo declaro mi derecho a la intimidad y las repercusiones que de el se derivaran. Dr. Ricardo Sotillo

UTILIDADES A PROFESIONALES

Colegio oficial de Psicólogos

Código ético

Cómo trabaja un psicólogo

Normas APA para publicaciones y referencias bibliogràficas

Ley de autonomía del paciente

Modelo de informe psicológico de madurez

Protocolo de evaluación psicológica

II Plan integral de salud mental en Andalucía 2008-12

Psicofarmacología